Menú Cerrar

Moody´s mejora calificación de riesgo crediticio para Guatemala

La agencia calificadora de riesgo Moody´s Investor Service mejoró la perspectiva de la calificación de riesgo crediticia de Guatemala de negativa a estable, producto del buen desempeño fiscal, la fuerte recuperación económica y políticas fiscales y monetarias conservadoras; que limitaron el aumento de las métricas de deuda del país.

La calificadora Moody´s, por medio de un comunicado, explicó que la perspectiva estable refleja la capacidad demostrada de Guatemala para hacer frente a la pandemia con un impacto mínimo en su perfil crediticio general.

“La economía de Guatemala se recuperó con fuerza de la recesión inducida por la pandemia que, combinada con políticas fiscales conservadoras, limitó el aumento de las métricas de deuda del país. Moody’s espera que en 2022 y 2023 el crecimiento económico continuo, apoye la estabilización de la carga de la deuda del país”, resalta la calificadora.

Las diferentes acciones realizadas por el país, mantuvieron el aumento de la carga de la deuda relacionado con la pandemia en menos de 5 puntos del PIB. Por lo que se espera que la economía crezca un 3.7% en promedio este año y el siguiente, lo que respaldará la estabilización de la carga de la deuda del Gobierno por debajo del 31 % del PIB.

“Esta calificación confirma que Guatemala está en la ruta correcta, respaldada por un historial de estabilidad macroeconómico y por la credibilidad que el sector privado tiene en el Gobierno. Con el cambio de esta perspectiva esperamos atraer a más inversionistas para generar desarrollo y empleo en el país en beneficio de los ciudadanos”, comentó el ministro de Finanzas Públicas Alvaro González Ricci.

Para 2022 y 2023, Moody’s espera que la economía de Guatemala se mantenga ligeramente por encima de la tasa de tendencia previa a la pandemia (3.5%) y que los déficits fiscales también disminuyan. El déficit fiscal aumentó a casi el 5% del PIB en el año 2020, impulsado por los desembolsos en salud y asistencia social relacionados con Covid-19. El rápido crecimiento económico del año pasado, condujo a una fuerte reducción del déficit al 1.2% del PIB y en 2022 y 2023 los déficits fiscales promediarán cerca del 2% del PIB.