Menú Cerrar

Evaluación de Transparencia Fiscal

Evaluación de Transparencia Fiscal

El Fondo Monetario Internacional -FMI- publicó recientemente la Evaluación de Transparencia Fiscal -ETF- realizada al gobierno de Guatemala en septiembre de 2022, la cual proporciona una actualización de las prácticas de transparencia fiscal realizadas en el país, alineándose con el Código de Transparencia Fiscal (CTF) establecido por este ente internacional. 

Es importante señalar que, en 2016, Guatemala realizó por primera vez esta evaluación que reveló que tenía 4 prácticas calificadas como avanzadas, 4 buenas, 17 básicas y 10 prácticas por debajo del nivel básico, sin calificar la práctica relacionada con las alianzas público-privadas. 

En la evaluación actual, Guatemala demuestra un progreso significativo en la transparencia fiscal, en comparación con otros países de América Latina y economías de mercados emergentes que se han sometido a la misma evaluación.

El puntaje obtenido es similar, actualmente, Guatemala tiene 7 prácticas en el nivel avanzado, 12 en el nivel bueno, 11 en el nivel básico y no cumple con los requisitos mínimos del CTF en 6 prácticas. Las áreas más sólidas de las prácticas de transparencia fiscal se encuentran en el Pilar I, «Información fiscal», y el Pilar III, «Riesgos fiscales»

En el Pilar de Información Fiscal (Pilar I), desde la evaluación de transparencia fiscal de 2016, Guatemala ha fortalecido sus prácticas de transparencia en el reporte de información fiscal, consiguiendo una mejor valoración en 4 de los 12 principios de este pilar. Esta mejora es reflejo del esfuerzo realizado en la implementación del marco de estadísticas fiscales del Manual de Estadísticas de Finanzas Públicas 2014, que ha llevado a un aumento de la cobertura en las estadísticas del sector público y a una mayor información en cuanto a las revisiones de las mismas hasta convertir a Guatemala en uno de los países más avanzados en la región de Centroamérica, Panamá y República Dominicana, incluso destaca en toda la región latinoamericana, en cuanto a los reportes fiscales.

El otro pilar en donde Guatemala ha hecho progresos significativos es en el análisis y gestión de riesgos fiscales (Pilar III), en el cual 5 prácticas han mejorado el puntaje respecto a la ETF de 2016, lo que refleja el esfuerzo continuado en la publicación del Informe de Riesgos Fiscales Anuales. Los informes de riesgos fiscales se incluyen en la documentación presupuestaria desde 2017 y su contenido se ha ampliado y profundizado cada año.  

Actualmente, los análisis de riesgo macroeconómico contemplan análisis de sensibilidad, escenarios macrofiscales alternativos y proyecciones probabilísticas para diferentes variables. A su vez, el análisis de sostenibilidad de la deuda es completo e incluye también diferentes escenarios y proyecciones probabilísticas. La evaluación de riesgos específicos tiene una buena cobertura e incluye estimaciones cuantitativas de los impactos fiscales de los riesgos.

Un avance importante es el seguimiento de los riesgos medioambientales, que se ha convertido en una práctica avanzada con la presentación de estimaciones del coste económico de los desastres naturales ocurridos en el pasado y con la publicación de una estrategia de gestión de riesgos.

En el pilar de pronósticos fiscales y presupuesto (Pilar II), este ha mejorado, pero no como ha sucedido con los pilares anteriores. Respecto a la ETF de 2016, Guatemala ha avanzado en 3 prácticas como son el marco presupuestario de mediano plazo, la información del desempeño no financiero y la participación pública en el proceso presupuestario. El marco legal es claro y completo, lo cual brinda certidumbre sobre los procedimientos, incluso en los años en que el presupuesto no es aprobado, práctica recurrente en los últimos años, y que ha conllevado una menor valoración de esta práctica.

Los documentos presupuestarios incorporan un marco macrofiscal relativamente completo que incluye los principales agregados fiscales.  Además, Se han hecho esfuerzos importantes por divulgar y comunicar el presupuesto aprobado en un lenguaje sencillo, cercano a la ciudadanía, para promover su participación.

Los resultados obtenidos por esta evaluación del FMI, son muestra del compromiso y trabajo de las entidades del gobierno de Guatemala, especialmente el Ministerio de Finanzas Públicas, que está comprometido con mejorar continuamente la transparencia y la rendición de cuentas en las operaciones que realizan las entidades públicas.