Menú Cerrar

Declaración del Gobernador por Guatemala en nombre de Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua

Me honra hablar en nombre de Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, países hermanos que integran la circunscripción centroamericana en los directorios del Grupo BID. Agradecemos el esfuerzo de todos los candidatos y los gobiernos que los nominaron, así como el trabajo del equipo de Secretaría y todos los miembros del BID que facilitaron que este importante proceso se llevara a cabo en forma inmaculada.

Felicitamos calurosamente al Presidente electo, Sr. Ilan Goldfajn y, le deseamos mucho éxito en su misión. Confiamos que podrá realizar un trabajo efectivo y armonioso bajo la dirección de la Asamblea de Gobernadores a través del Directorio Ejecutivo en beneficio del Grupo BID, del desarrollo de nuestros países y para mejorar vidas en la región. Esperamos que pueda realizar su trabajo en forma efectiva en este momento de grandes desafíos, tanto internos para el Grupo BID, como para las naciones de América Latina y el Caribe.

A nivel interno, el banco debe resolver los temas estructurales de la institución que debilitan su desempeño y la motivación del personal. Primero es importante sentar las bases para un liderazgo inclusivo que inspire y motive al gran equipo humano que forma el Grupo BID y que fomente la diversidad. Esto incluye el compromiso de mayores esfuerzos para alcanzar una mejor diversidad geográfica. Por otro lado, es necesario un compromiso con las reformas a la Gobernanza para resolver problemas que han afectado al Grupo BID desde hace largo tiempo.

A nivel externo, los problemas estructurales de la región se han visto agravados por la coyuntura económica global que todos conocemos, y los desafíos del cambio climático que se manifiestan cada vez con mayor frecuencia y severidad. Centro América no es la excepción. Nuestros países han venido enfrentando profundos retos estructurales de baja productividad, tasas de crecimiento anémicas, reducidos niveles de inversión, con limitaciones en infraestructura, empleos precarios con altos niveles de informalidad y escasa protección social, entre otros. A estos retos estructurales, además de la coyuntura económica global, se suman los desafíos cada vez más frecuentes y más severos de los estragos causados por desastres naturales como resultado del cambio climático.

Nuestra región necesita atención focalizada para atender estos retos estructurales y hacer frente a los desafíos coyunturales. En particular, resaltamos los siguientes:

  1. El cambio climático es un reto que definirá a las generaciones actuales y futuras. Si bien es importante el esfuerzo del BID en apoyar a los países para que alcancen las contribuciones determinadas nacionalmente, es imprescindible ir más allá del enfoque en mitigación y atender las necesidades de adaptación y robustez, con un foco particular en los países más vulnerables.
  2. La seguridad alimentaria es una prioridad regional que se ha visto exacerbada por la guerra en Ucrania, la pandemia y el cambio climático, entre otros factores.  A corto plazo, es importante abordar la inseguridad alimentaria y la desnutrición. A mediano y largo plazo hay una necesidad urgente de fortalecer la integración regional y fomentar el comercio Norte-Sur y Sur-Sur para minimizar las interrupciones de la cadena de suministro y mejorar la seguridad alimentaria regional.
  3. Es importante abordar la dramática pérdida de aprendizaje pandémico que sufren los niños, pues representa la clave para el crecimiento regional sostenible a largo plazo.
  4. El papel del sector privado será fundamental para crear empleo, incrementar la productividad y estimular el crecimiento económico.  Debemos fortalecer la efectividad del apoyo a la Pequeña y Mediana Empresa, multiplicar la inversión y jugar un papel catalizador en la generación de infraestructura. Es necesario aumentar incrementar la movilización, fortalecer la adicionalidad y ofrecer instrumentos innovadores para satisfacer las necesidades de los países -particularmente en aquellos donde el espacio fiscal está limitado.
  5. Es fundamental actuar como un solo grupo, aprovechando las sinergias para maximizar el impacto. Tanto BID Invest como BID Lab son parte integral del GBID. El trabajo coordinado de las tres ventanillas es imprescindible para ofrecer servicios integrales que atiendan las necesidades más apremiantes. La relevancia del Grupo BID es más que por los recursos financieros. El conocimiento y la asistencia técnica es fundamental, especialmente para los países pequeños como los de nuestra región, y debe formar parte de las sinergias del Grupo BID tanto para ayudar al sector público a generar un entorno de mayor productividad, por ejemplo, el apoyo técnico en temas de pre-inversión para infraestructura, como al sector privado para fortalecer sectores estratégicos para cada país.

Los tiempos son difíciles y los retos son profundos, pero a la vez tenemos oportunidades únicas. Aprovecharlas requiere un compromiso enérgico y trabajo conjunto para alcanzar resultados a la altura de los retos y desafíos que enfrentamos.

El BID ha sido el principal socio estratégico de la región, y debe seguirlo siendo. Esperamos que el Grupo BID continúe jugando ese papel de liderazgo en la región de la mano del presidente y con nuestro total apoyo.